Cuando Mícalo Bermúdez de manos de su Madre, recibió la noticia de que había sido seleccionado como Propulsor Deportivo del Año por la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago, sintió gran alegría, porque aunque había hecho en ese momento aportes importantes para el desarrollo del deporte en su natal ciudad, los mismos no eran pensando en ser reconocido.

Mícalo viene de una familia tradicional de Santiago, pero desde muy joven ha estado envuelto en el ámbito deportivo, aunque su fuerte son los negocios, y esto se puede apreciar grandemente, por los logros en sus diferentes ramos, así como su desempeño al frente de una de las zonas francas más productivas del país, como es la de Tamboril, donde ha logrado mantener y materializar grandes sueños, aparte de proporcionar ingresos importantes a esta ciudad y a la región, a través de cientos de miles de empleos directos e indirectos.

Pero en lo que tiene que ver con lo deportivo, Mícalo Bermúdez es un gran apasionado y abanderado del deporte, esto porque primero que todo, ha sido un deportista, pero que por sus múltiples obligaciones y situaciones, no logró dedicarse por completo a una rama deportiva en particular, pero ha estado desde muy cerca propiciando encuentros, como es el logrado con la mini Serie Mundial del béisbol, donde logró poner a la República Dominicana y a su natal Santiago de los Caballeros, en el ojo de este tipo de eventos.

Pero no solo esto, sino que Mícalo ha estado envuelto en muchos aspectos deportivos, rehaciendo estadios, ampliando horizontes, y también como parte fundamental de éxitos deportivos de la región.

Mícalo y Los Metros de Santiago

Uno de sus mas grandes logros en el ámbito deportivo viene por el tema de Los Metros de Santiago, uno de los equipos más exitoso de la naciente Liga Nacional de Baloncesto, el cual posee el mayor número de coronas, impulsado según cuenta Bermúdez, por su ahínco y su método de trabajo, que aunque advierte, no se inmiscuye en lo que es la dirección técnica del equipo, sino que le ha impregnado su filosofía para que estos puedan, como así lo han hecho, lograr los éxitos y triunfos que tienen, no solo a Mícalo Bermúdez contento, sino a la gran fanaticada del Cibao, que con este equipo ha podido lograr aflorar su gran entusiasmo.